tanitodebarracas

user stats

Member SinceNovember 15, 2011
Last VisitApril 11, 2014

Contact

tanitodebarracas

personal statement

Ingeniero en Sistemas Informáticos. Analista en Sistemas Informáticos. Desarrollador Senior. Docente de Tecnología Informática. Trabajador social voluntario en diferentes organizaciones. Amante de la música, de la literatura y del arte en general. Llevo el socialismo y la revolución obrera en las venas y estoy en constante lucha contra las injusticias y por la dignidad del trabajador. Socialista, Marxista, Guevarista, Chavista y Castrista. Anti-Capitalista, Anti-Imperialista, Anti-Fronterista, Anti-Moda, Anti-Religion, Anti-Xenofobia.
¿Ha muerto en 1967, en Bolivia, porque se equivocó de hora y de lugar, de ritmo y de manera? ¿O ha muerto nunca, en ninguna parte, porque no se equivocó en lo que de veras vale para todas las horas y lugares y ritmos y maneras?

Creía que hay que defenderse de las trampas de la codicia, sin bajar jamás la guardia. Cuando era presidente del Banco Nacional de Cuba, firmaba Che los billetes, para burlarse del dinero. Por amor a la gente, despreciaba las cosas. Enfermo está el mundo, creía, donde tener y ser significan lo mismo. No guardó nunca nada para sí, ni pidió nada nunca.

Vivir es darse, creía; y se dio.
¡Viva el cáncer!, escribió alguna mano enemiga en un muro de Buenos Aires. La odiaban, la odian, los biencomidos: por pobre, por mujer, por insolente. Ella los desafiaba hablando y los ofendía viviendo. Nacida para sirvienta, o a lo sumo para actriz de melodramas baratos, Evita se había salido de su lugar.

La querían, la quieren, los malqueridos: por su boca ellos decían y maldecían. Además, Evita era el hada rubia que abrazaba al leproso y al haraposo y daba paz al desesperado, el incesante manantial que prodigaba empleos y colchones, zapatos y máquinas de coser, dentaduras postizas, ajuares de novia. Los míseros recibían estas caridades desde al lado, no desde arriba, aunque Evita luciera joyas despampanantes y en pleno verano ostentara abrigos de visón. No es que le perdonaran el lujo: se lo celebraban. No se sentía el pueblo humillado sino vengado por sus atavíos de reina.

Ante el cuerpo de Evita, rodeado de claveles blancos, desfila el pueblo llorando. Día tras día, noche tras noche, la hilera de antorchas: una caravana de dos semanas de largo.
Suspiran, aliviados, los usureros, los mercaderes, los señores de la tierra. Muerta Evita, el presidente Perón es un cuchillo sin filo.
  • Hasta la victoria siempre.
  • La religión es el opio del pueblo.
  • El obrero tiene más necesidad de respeto que de pan.
  • El marxismo es todopoderoso porque es cierto.
  • Si no eres parte de la solución ,entonces eres parte del problema . ¡Actúa!.
  • Solo ven gigantes a sus enemigos quienes viven de rodillas.

¡PATRIA O MUERTE!

activity stream

No activity in the last 60 days.

projects i'm following

forks

No forks.